Hemorroides

Filtros activos

Las Hemorroides

Las hemorroides, comúnmente conocidas como almorranas, son inflamaciones de venas de la zona anal (hemorroides externas) o de la parte inferior del recto (hemorroides internas) que pueden provocar mucho dolor (especialmente cuando se está sentado o durante la defecación), acompañado de sangrados leves, prurito anal y protuberancias duras y sensibles en la zona cercana al ano. En muchas ocasiones no son dolorosas, pero si no se tratan y forman coágulos de sangre, puede haber complicaciones y comenzar las intensas molestias.

Las causas de su aparición suele ser el aumento de presión en el ano, frecuentemente durante el embarazo, el parto o debido al estreñimiento. Esta presión hace que las venas y los tejidos anales se hinchen y generen dolores.

Las hemorroides son muy comunes. Son el resultado del aumento de presión en el ano. Esto puede ocurrir durante el embarazo, o el parto, y debido al estreñimiento. La presión provoca que las venas y los tejidos anales se hinchen. Es importante tratarlas cuanto antes, ya que de ser muy grandes, pueden llegar a salirse provocando un prolapso, o puede formarse un coágulo de sangre, llegando a ser tremendamente dolorosa (hemorroide externa trombosada). 

Cuidado y Prevención de Hemorroides

Mantener una higiene íntima adecuada es especialmente importante para su prevención, empleando toallitas habitualmente para limpiar en profundidad y ayudando a calmar los dolores e irritaciones leves. En Farma2Go tenemos una gran variedad de productos para tratar las hemorroides, con ingredientes como el aloe vera, que aporta propiedades antiinflamatorias, o el castaño de indias, que favorece la circulación sanguínea. Geles y pomadas de efecto calmante, y comprimidos o soluciones que actúan en las zonas de exceso de presión como un descongestivo, aportando confort y calma.

Para las hemorroides externas, se recomienda el uso de pomadas, supositorios o toallitas, para ayudar a reducir la inflamación y los dolores. Se puede combinar con remedios naturales que ayuden a ablandar las deposiciones y a fortalecer la circulación venosa para mitigar las molestias.

Para las hemorroides internas, es necesario tratamientos más agresivos, como la colocación de bandas elásticas para estrangularla, los tratamientos con láser, la crioterapia o, como última opción, la intervención quirúrgica.