Quirúrgicas

Mascarillas Quirúrgicas

Filtros activos

Mascarillas Quirúrgicas Desechables 

En Farma2Go disponemos de una gran variedad de modelos y diferentes marcas de mascarillas no reutilizables, quirúrgicas, que garantizan la filtración de agentes biológicos, virus, aerosoles o partículas indeseadas y dañinas para nuestra salud y la de la gente de nuestro alrededor durante 4 horas de uso continuado. Protección para uso sanitario y civil que filtra las partículas emitidas por el usuario durante la respiración, impidiendo que lleguen al exterior. Con su uso, se logra que el personal sanitario y los pacientes infectados (o sospechosos de estarlo) puedan propagar el contagio y transmitir agentes infecciosos.

Elaboradas con al menos 3 capas de polipropileno suave o celulosa, son de baja resistencia para permitir una fácil y cómoda respiración. Su alta transpirabilidad se complementa con unas gomas elásticas y un clip nasal ajustable para asegurar que ni entran ni salen partículas susceptibles de contagiar cualquier virus. Puedes encontrarla en multitud de formatos, desde mascarillas individuales, a packs de 5 o cajas de 50, 100 o más unidades. 

Modo de Empleo de Mascarilla Quirúrgica

Tan importante como que la mascarilla sea de buena calidad y esté certificada debidamente por los organismos sanitarios, es utilizarlas adecuadamente, ya que un mal empleo de las mascarillas quirúrgicas echa por tierra toda su eficacia, generando además la falsa sensación de estar en un ambiente protegido cuando realmente, por negligencias en su uso, no lo estás. 

Es importante mantener la piel seca antes de usar la mascarilla y evitar tocas la parte interna con las manos. Para colocarla debidamente, lo primero es ajustar la banda elástica alrededor de las orejas hasta estar en una posición cómoda. A continuación, ajustar la cara externa de la mascarilla a la estructura de la cara hasta que esté correctamente desplegada y selle todos los posibles espacios de salida de la respiración. Finalizar ajustando el clip nasal con ambas manos hasta que quede firmemente ajustado a la nariz, lo que permitirá una adecuada sujeción y que la mascarilla no se caiga cuando te mueves o hablas. En caso de contacto con líquidos, de rotura o de problemas para la respiración cambiar la mascarilla inmediatamente.

Mascarillas Niños Quirúrgica instrucciones de como se pone una mascarilla en niños

Se recomienda que los adultos supervisen la colocación, uso y retirada de la mascarilla en niños.

Normativa Europea Mascarillas Quirúrgicas

Normativa Europea Mascarillas Quirúrgicas

Para saber si una mascarilla cumple la normativa europea para poder considerarse eficaz y garantizar que es adecuada como complemento a las medidas de distanciamiento físico e higiene recomendadas para la prevención y control de los contagios que recomiendan las autoridades sanitarias, se pueden observar alguna de sus características.

En su etiquetado debe figurar la referencia a la norma UNE, que es la normativa validada por las autoridades sanitarias españolas estatales para fabricarlas:

-UNE 0064-1:2020: en las mascarillas higiénicas no reutilizables para adultos. 

-UNE 0064-2:2020: en las mascarillas higiénicas no reutilizables infantiles. 

-UNE 0065:2020: en las higiénicas reutilizables para adultos y niños. 

Además, las mascarillas compradas deben contener también, en su etiquetado, instrucciones u otro lugar, la siguiente información: el fabricante del producto, el nombre de las mascarillas, su talla y medidas, si es reutilizable o no, las instrucciones de uso, un listado especificando los materiales con los que están hechas e información sobre su mantenimiento, así como el número y método de lavado en caso de ser reutilizable.

Mascarillas IIR, ¿Qué son?

El indicador I o II en las mascarillas quirúrgicas especifica la eficacia de filtración bacteriana (EFB), es decir, la capacidad que tiene la mascarilla para capturar las gotículas, partículas y emisiones potencialmente portadoras de bacterias o virus, que emite el usuario al respirar, hablar, toser o estornudar. También tiene en cuenta la respirabilidad, esto es, la facilidad y comodidad de poder inhalar aire del exterior al respirar.

Por norma general, las de tipo I deben emplearse en pacientes y usuarios que no sean sospechosos de ser portadores de algún virus peligroso y contagioso, con el fin de reducir el riesgo de transmisión de infecciones, particularmente en el ámbito sanitario o en situaciones de alto peligro epidémico. Por su parte, las de tipo II son aquellas que tienen como objetivo controlar las emisiones en situaciones de cierto riesgo o sospecha de poder contraer virus o infecciones en espacios cerrados o ambientes con características que puedan favorecer los contagios.

Por su parte, la R indica si la mascarilla es resistente a fluidos. Se recomienda utilizar estas mascarillas, por ejemplo, la IIR, para tener una protección adecuada frente a contagios que puedan transmitirse por gotículas, fluidos u otros líquidos corporales potencialmente contaminados.