Gases

Filtros activos

Los gases no son una enfermedad en sí, pero si pueden convertirse en problema cuando aparecen en exceso, ya que provocan molestias y dolor si son muy agudos. Los gases normalmente se deben a malos hábitos alimenticios. Los gases cuentan con dos formas de expulsión, por la boca mediante eructos y por el recto mediante las flatulencias. Si consideras que el problema interviene en tu vida diaria y se está dando cada vez más a menudo, primero deberás comenzar por cambiar los hábitos alimenticios, comer más despacio, reducir las bebidas gaseosas, la fibra y carbohidratos, y podrás complementarlo con productos y remedios para los gases. Recuerda que estos productos son complementarios y no sustitutivos. Pondrás fin a la flatulencia, bajada de hinchazón, y reducirlos dolores causados por los gases.