Irritación de la Piel

Filtros activos

Las pieles sensibles o atópicas presentan irritaciones que pueden aliviarse eficazmente con nuestros productos.

Las irritaciones, escoceduras o posibles grietas cutáneas son uno de los principales daños que sufre nuestra piel. Para cuidarla debemos confiar en tratamientos nutritivos y protectores que cuiden e hidraten la piel.

Estos productos estimulan la regeneración de las células dañadas y ayudan a crerar una barrera protectora en la piel, aísla la epidermis de los agentes externos que puedan irritarla. Hacen que la piel se mantenga suave y la protegen de futuras irritaciones.

La aplicación de este tipo de productos incrementa el colágeno de la piel y colabora en el proceso de cicatrización.